0

La entrevista de trabajo es determinante en un proceso de selección. Reclutadores y headhunters pueden aplicar distintos tipos de entrevistas y pruebas para escoger a la persona candidata idónea: entrevista clásica-curricular, entrevista de tensión, entrevista de casos, assessment center o entrevistas de evaluación situacional y dinámicas de grupo.

Superar con éxito una entrevista de alto nivel requiere trabajar previamente distintos elementos que serán evaluados por el entrevistador. Trabajaremos en profundidad para prepararte y así multiplicarás tus posibilidades de ser el candidato elegido.

Para lograrlo utilizaremos el Interview Lab  -Laboratorio de Entrenamiento Personalizado- donde haremos un simulacro de entrevista y la grabaremos para hacer un análisis posterior, a la vez que resolveremos dudas e identificaremos los aspectos a potenciar y mejorar.  El objetivo es que interiorices esta fase tan definitiva del proceso de selección dando una imagen natural, segura y profesional.

En el Interview Lab practicaremos la entrevista de alto nivel a través de la siguiente fórmula: Método Role-playing +video+ feedback, que reproduce una situación real para que te prepares y puedas superar con éxito la entrevista de trabajo

Para ello nos centraremos en los siguientes puntos:

  • Identificar los distintos tipos de entrevista a los que te puedes enfrentar en relación a tu perfil profesional.
  • Prepararte para la Entrevista por competencias. Es cada vez más común que las persona que realizan la selección recurran a este formato de entrevista. Las competencias se miden basándose en comportamientos del candidato de pasado (hechos observables) y vinculando esos comportamientos a las competencias profesionales. Normalmente se basan en un diccionario que identifica cada competencia y sus distintos niveles.
  • Entrenar para la entrevista de Incidentes Críticos, también conocida como BEI – Behavioral Event Interview – Puede que tengas que enfrentarte a ella en distintas situaciones de tu carrera profesional dependiendo del tipo de puesto al quieras acceder. Se trata de una entrevista muy estructurada, detallada y concreta, que tiene como objetivo identificar tus competencias basándose en el análisis de tu desempeño profesional en el pasado. La principal diferencia con la entrevista por competencias es que la BEI es mucho más larga y profunda.
  • Transmitir credibilidad, seguridad y autoconfianza, así como tus habilidades técnicas. De manera que expliques todo tu talento y tu valor añadido y te muestres como la persona que las empresas están buscando.
  • Responder a preguntas difíciles. ¿Qué salario quieres cobrar? ¿Por qué te fuiste de la empresa anterior? ¿Por qué hay huecos en tu CV? ¿Cuáles son tus puntos débiles como profesional? ¿Por qué quieres cambiar de trabajo? Y también las preguntas de carácter personal.
  • Gestionar los nervios. Es muy normal sentir nervios en una entrevista y cuanto más te interese el trabajo seguramente más nervios sentirás. Lo importante es aprender a gestionarlos de manera que no te bloqueen y puedas centrarte en responder las preguntas de la mejor manera.
  • Potenciarte frente a otros candidatos. Saber venderte y darte valor de manera elegante y eficaz, identificando tus puntos fuertes y explicándolos clara y concretamente.

¿Necesitas mi ayuda?

Desde siempre me ha fascinado el desarrollo de las personas y participar en el descubrimiento y la potenciación de todas sus habilidades.